El bagre es sólo una muestra de la generosidad de la naturaleza, un ejemplo de ésto ocurrió en la Amazonía ecuatoriana, el 11 de abril del año en curso cuando Robert Granja, su hermano Kevin y unos dos amigos más salieron a pescar, ésta práctica normalmente la realizan como un hobby pero ese día lo hicieron por necesidad de alimentación.

Como sociedad podemos creer que las técnicas de pesca ancestrales quedaron en el pasado, sin embargo, son prácticas que se mantienen vigentes y han demostrado su efectividad,  especialmente en tiempos de cuarentena en los que proveerse de alimentos es vital.

Comunidad Amazónica con tradiciones vigentes

La Comuna de Mondaña, pertenece a la parroquia Chonta Punta, cantón Tena, en la Provincia del Napo, éste sector se caracteriza por ser un bosque nativo y con ecosistemas de selva húmeda tropical, como consecuencia de su ubicación geográfica permite que bajo éstas condiciones sea un deleite total la observación de especies endémicas.

La sorpresa fue enorme tan equivalente al tamaño de los bagres sapotes que pescaron, uno de ellos pesó 60lbs y el otro 140lbs, sin embargo Robert comenta que éste tipo de pez podría sobrepasar las 250lbs, además agrega entre risas que pescó un bagre pintadillo de 50lbs hace tan solo una semana atrás.

Él afirma que la técnica utilizada es muy efectiva y detalla: la primera parte consiste en conseguir peces pequeños como bocachicos y atraparlos con la atarraya, éstos servirán de carnada para capturar peces más grandes, la segunda parte tiene la modalidad de trampa, la que consiste en ubicar un anzuelo con bocachicos entre ramas de yutzos, éstos son arbustos que crece en las orillas del río, su flexibilidad y resistencia es útil al momento en el que un pez grande hala con fuerza, soporta éste proceso en el que es atrapado y posteriormente recogido por los pescadores.

Vivir en Comunidad es invaluable

La Comuna de Mondaña es un lugar hermoso del cual forman parte familias y amigos quienes replican costumbres y tradiciones propias de sus antepasados como las de la solidaridad, el compartir y el trabajar todos en conjunto para un bien común, es así que la pesca de Robert, Kevin y amigos, fue porcionada en la casa quienes lo pescaron se repartió entre los miembros de la comuna siendo éstos vecinos cercanos, familiares y amigos.

El sistema comunitario les permite a todos los que son parte de él, obtener una provisión amigable y en equilibrio con el ambiente en función de sus necesidades.

Los comuneros se consideran bendecidos por haber nacido en un paraíso en el que el kichwa es su lengua materna y la hablan con orgullo, en el que su descanso es arrullado por el sonido de la naturaleza, además disfrutan de paisajes únicos desde que los primeros rayos de sol aparecen hasta el destello celestial que lo despide, también disfrutan de los sonidos de la naturaleza que les anuncia días mejores.

La Pacha Mama o Madre Tierra vive en equilibrio cuando sus miembros lo procuran y eso les produce su paz interior, por éstos y muchas razones más sus miembros afirman que no habría un mejor hogar para que nazcan sus hijos y los hijos de éstos pues desean trascender el mismo amor, pasión y cuidado por la flora y fauna de su hermosa amazonía.

Quién es Robert Granja?

Robert Paul Granja Yánez, es un orgulloso miembro de la Comuna de Mondaña, además es guía de selva que nació en Ecuador el 30 de septiembre de 1990, especializado en Turismo Ecológico y Desarrollo sostenible, a los 14 años viajó a Inglaterra para asistir a la conferencia «Climate change», a los 18 años ganó una beca para estudiar inglés en Pennsylvania, es vocero de la Fundación Yachana misma que apoyó su formación inicial en el ámbito de la ecología y sostenibilidad.

Robert se ha involucrado de forma activa en proyectos vinculados a la sostenibilidad, educación y valoración de la herencia cultural de pueblos ancestrales, es así que su interés por incrementar sus conocimientos le llevaron de viaje a Tanzania y Nicaragua donde reafirmó sus conocimientos relacionados a la sustentabilidad, toda su trayectoria ha incrementado su proceso de conocer, valorar y aplicarlo en experiencias de impacto social en base a un proceso de transformación integral desde la educación cuando Gerenció la Operación de una Organización Internacional con sede operativa en la Amazonía ecuatoriana.

 

Él cuenta su historia y su experiencia que nació por la pesca de dos bagres sapote, pero la pasión con la que lo hace me traslada imaginariamente y me motiva a visitar tan hermoso lugar en donde estoy segura que viviré una experiencia genuina de todas las relata, como pescar, o un refrescante chapuzón al nadar en el río ó disfrutar de ellos y su cauce a remo o a motor, el lavado de oro, disfrutar de caminatas con el aire más puro del planeta, degustar por supuesto la deliciosa gastronomía local, o tan solo contemplar las estrellas.

Y tú? te animas a vivir ésta experiencia en la amazonía ecuatoriana?

Esta publicación está disponible en: English